Cuándo apareció la almohadilla del violín

Hace tiempo que me ronda la cabeza esta pregunta. Aunque parece evidente que el uso generalizado de la misma se remonta a la generación de violinistas nacidos a partir de 1940, el invento como tal, es bastante antiguo. Casi podríamos decir que es un caballo de batalla desde el propio origen del violín.

Si comenzamos de la historia desde su origen, tenemos que hablar de los barrocos italianos. El mango barroco era más corto que el actual y en las digitaciones primaban las extensiones. Según parece, se las arreglaban bastante bien sosteniendo el violín sin barbada y sin almohadilla.

Imagen

 

Podemos observar un cordón que está en el lado izquierdo de la camisa. Pues bien, el Signor Antonio Vivaldi (1678-1741), ya utilizó una solución para sostener su violín con menos esfuerzo. La idea es atar el cordón por debajo del cordal, sencillo pero efectivo. El violinista de Il Giardino Armonico, Enrico Onofri ha recuperado esta idea:

 

Imagen

 

 

 

 

 

 

 

Tuvo que llegar Louis Spohr (1784-1859) en la década de 1820 para que se inventara la barbada. Hizo más fácil la sujeción del violín. Su diseño de barbada iba directamente al botón:

Imagen

Pues con todo esto, no fue hasta 1834 en L’art du violon de Pierre Baillot (alumno de Viotti) cuando encontramos una referencia escrita recomendando el uso de una almohadilla o cojinete para una posición más cómoda. Podemos afirmar por lo tanto, que en aquella primera mitad del S. XIX ya se venían utilizando cojines para mejorar la posición; ahora bien, no podemos conocer la forma exacta de cada almohadilla, ya que no existen patentes ni detalles de cómo eran.

Para conocer con exactitud cómo fue primera almohadilla patentada, nos tenemos que remontar a 1882, inventada por Fancis L. Becker:

Imagen

Imagen

 

 

 

Esta es la patente es la más antigua que existe, pero a finales del siglo XIX surgieron numerosos inventos aplicados al violín: almohadillas de diferentes tipos y formas; cuñas para descansar el brazo mientras se toca (sí, va en serio); utensilios para pasar el arco recto y demás esperpentos. Prometo hacer un post sólo de este tema, por que da para bastante.

 

 

 

 

 

 

 

 

La que ya parece un precedente de lo que serán las almohadillas que conocemos hoy en día es la de Vlado Kolitsch de 1936. Podemos decir que nos suena familiar:

 

 

 

 

A principios del siglo XX, muchos violinistas, entre ellos David Oistrakh, tocaban con un “riñón”. He encontrado esta imagen, pero no se de que año es:Imagen

En 1962 aparece la almohadilla Menuhin. Diseñada por Yehudi Menuhin (1916-1999). Tiene en común con sus predecesoras que no es ajustable en altura, lo que provocará que tenga una vida corta, ya que en 1972 Kun saca al mercado las almohadillas ajustables.

 

Imagen

 

Está claro que los violinistas de todos los tiempos buscaron soluciones para poder tocar de una manera más cómoda. Y además es una búsqueda que nunca termina. Ahora bien, también me aparecen algunas dudas: por qué la generación de Heifetz, Oistrakh, Menuhin, Milstein, etc no utilizaron almohadilla a pesar de existir y la siguiente de Kremer, Mullova, etc sí la utilizaron, o al menos la mayoría. Aunque no es raro ver a algunos violinistas sin almohadilla, la gran mayoría la utilizamos. ¿Realmente es mejor utilizarla?

 

 

Artículo sacado de: www.pablovioline.wordpress.com

Autor: Pablo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s