Los músicos sufren las secuelas de sus conciertos

Phil Collins, cantante de Génesis, se retiró de los escenarios porque estaba perdiendo la audición, mientras que Ryan Adams sólo tiene el 50% de capacidad auditiva

MÉXICO, D.F.- A la imposibilidad de usar el sentido del oído se le conoce como sordera, esto se puede deber a un rasgo hereditario o puede ser consecuencia de una enfermedad, traumatismo exposición a largo plazo al ruido, o medicamentos agresivos para el nervio auditivo.La contaminación acústica es una de las mayores agresiones para la salud de los oídos en nuestra sociedad. El habitual exceso de ruido, junto al envejecimiento, daña las funciones auditivas y puede provocar hipoacusia (pérdida en la calidad o recepción del sonido) y problema en el sentido del equilibrio.

Es justamente la exposición al exceso de ruido es la principal causa por la que los músicos han tenido una pérdida parcial en su audición.

El volumen máximo de los amplificadores han logrado que exista una larga lista de músicos con la capacidad auditiva reducida hasta en un 50%, entre otros problemas como dolores de cabeza, perdida del equilibrio, y demás problemas que trae consigo la pérdida de audición.

Un ejemplo es Barbra Streisand, quien debe lidiar constantemente con ruidos internos en sus oídos, provocado por sonidos fuertes. De la misma manera, la rapera Foxy Brown perdió la audición de ambos oídos durante un año, hasta que se sometió a una cirugía.

Por su parte, el fundador del grupo The Beach Boys, Brian Wilson, fue diagnosticado desde pequeño con problemas de audición.

Lars Ulrich, el baterista de Metallica, sufre problemas de audición debido a que no usa protección para los oídos, al igual que Ozzy Osborne, cuyas largas temporadas sobre los escenarios lo han dejado medianamente sordo.

Tanto Will.i.am, del grupo The Black Eyed Peas, como Pete Townshend, integrante del grupo inglés The Who, sufren de Tinnitus, una enfermedad que los hace escuchar fuertes ruidos en los oídos aunque no exista una fuente sonora externa.

La leyenda de la música canadiense, Neil Young, descubrió que tenía problemas auditivos a comienzos de los 90, mientras grababa el disco “Weld”. 
Phil Collins, cantante de Génesis, se retiró de los escenarios porque estaba perdiendo la audición, mientras que Ryan Adams sólo tiene el 50% de capacidad auditiva y posee problemas al oído medio.

La Organización de la Salud (OMS) realizó hace 14 años una prevención sobre las pérdidas auditivas, además de realizar diversas iniciativas para sensibilizar, informar y atender a las personas con discapacidad auditiva o interesadas en esta temática.

Artículo sacado de: www.elporvenir.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s